Ser docentes de un curso virtual implica responsabilidad, conocimiento y dedicación. En muchos casos, nos enfocamos en el qué hacer para lograr un curso exitoso, pero igual de importante es saber lo que no debemos hacer para evitar la deserción de los estudiantes.

¿Qué cosas no debes hacer en un curso virtual?

Como facilitadores en el aprendizaje, sabemos que nuestros alumnos requerirán de tiempo, apoyo y motivación de nuestra parte para completar las unidades y finalizar el curso. Es por eso que a continuación te comparto 5 cosas que no debes hacer en tus cursos virtuales:

  1. Dejar de responder:

Todo proceso de enseñanza-aprendizaje requiere de una comunicación fluida y clara para que el  feedback o retroalimentación que demos a los alumnos sea práctica y los apoye en su aprendizaje.

Cuando no damos respuesta rápida a las preguntas, consultas o ejercicios que los estudiantes nos envían puede interpretarse como desinterés de nuestra parte y hacer sentir al alumno que no es atendido.

Por lo tanto, puedes establecer estrategias de comunicación que te ayuden en esta tarea: ser claro en las descripciones de tareas, hacer comentarios puntuales en el contenido, establecer un tiempo de respuesta a las preguntas planteadas, etc. Recuerda: Dar Feedback.

  1. No hacer ningún cambio:

En algunas ocasiones es necesario modificar las actividades, ejercicios o incluso cierto contenido del curso bien porque sean producto de errores que detectamos o por realizar adaptaciones más convenientes.

En este caso, los objetivos planteados al inicio del curso nos ayudarán a realizar estos cambios sin alterar de sobremanera la guía pedagógica establecida. Recuerda: Si es necesario, realizar modificaciones.

  1. Falta de actualización tecnológica:

Probablemente ya has leído acerca de este factor pero es indispensable que todo docente virtual conozca y domine la tecnología que los alumnos estarán utilizando en su curso, así como otros recursos tecnológicos de apoyo.

Incorporar las redes sociales en tus cursos es un recurso que mantendrá a tus alumnos activos y participativos.  No actualizarte en nuevos recursos TIC o adquirir nuevas habilidades digitales puede entorpecer el proceso educativo. Sin embargo, asegúrate de aprender a utilizar bien las nuevas herramientas antes de incluirlas en la planificación.Recuerda: conocer y actualizarte en uso de tecnología.

  1. Ausentarte del curso:

Una característica propia de los cursos virtuales es la individualidad o aislamiento. Pero tanto en un curso presencial como en un curso virtual hay personas que analizan, interpretan y sienten.

Es por ello que como docentes debemos crear y ofrecer espacios de socialización ya que esto permite a los alumnos discutir temas entre sí, exponer sus opiniones o comentarios y presentar sus propuestas con confianza.

La presencialidad que tengamos en el curso facilitará esta tarea, que abarca más que enviar correos electrónicos con regularidad, recordatorios de entrega de tareas o invitaciones a participar en alguna actividad.

Nuestra tarea es desarrollar relaciones de empatía y colaboración puesto que también estamos gestionando relaciones entre personas. Estar presente permite además conocer a los estudiantes de manera individual, de forma que los podamos apoyar según la necesidad de cada uno. Recuerda: Estar presente.

  1. Presentación de contenido muy extenso:

El término es conocido en inglés como “chunking content”, y esta tarea es muy importante en eLearning.

La planificación y organización del contenido de un curso toma tiempo y se construye en base a objetivos. Sin embargo, fragmentar la información permite organizar de una manera más lógica el proceso de aprendizaje.

Hay  4 pasos para fragmentar información:

  1. Empezar en los niveles más altos.
  2. Organizar módulos en lecciones de temas.
  3. Fragmentar el contenido por niveles de pantalla relacionando la información.
  4. Revisar el contenido de acuerdo a “memoria de trabajo”.

Al fragmentar el contenido solo se están creando piezas más pequeñas de información que serán más fáciles de “digerir” para el cerebro. Por lo tanto, el contenido será más significativo y fácil de entender. Recuerda: Fragmentar el contenido.

¡Ahora ya sabes lo que no debes hacer en un curso virtual para lograr más engagement!