Si quieres que tus estudiantes retengan la información de tu curso, lo mejor es que les des la oportunidad de interactuar con el contenido y tener experiencias de aprendizaje.

Las e-actividades son actividades de aprendizaje presentadas al estudiante o realizadas por él a través de un entorno electrónico.

Aunque en términos de funcionalidad tienen las mismas que una actividad de aprendizaje en el ámbito presencial, podemos mencionar que las e-actividades facilitan  y promueven  la interacción  y colaboración entre estudiantes, además, en este caso, son los e-tutores o e-moderadores los encargados de guiarlas y dar seguimiento para su realización.

Las e-actividades permiten a los estudiantes interactuar con el contenido y divertirse mientras desarrollan habilidades para lograr el éxito.

Sin embargo, es importante tener claro que las e-actividades deben estar diseñadas para ayudar a tus estudiantes a alcanzar sus objetivos de aprendizaje.

Importancia de las e-actividades

El e-Learning no es un un repositorio de información y tampoco es una forma de aprendizaje pasiva en donde el estudiante es un receptor de información. Leer o repetir información de memoria no constituye una actividad de aprendizaje.

El e-Learning es una forma de aprendizaje activa y participativa en la cual el estudiante construye su propio aprendizaje. Esto se facilita debido a la cantidad de elementos que permiten crear actividades dinámicas e interactivas que promueven la participación de los estudiantes.

Las e-actividades que generes para tus cursos deben estimular a tus estudiantes a pensar, a resolver problemas, reflexionar, compartir, colaborar y generar ideas. En otras palabras, deben estimular cognitivamente al estudiante y empujarlo a avanzar más allá de lo que creía posible al inicio del curso.

Las e-actividades deben estar bien diseñadas para brindar al estudiante la oportunidad de poner en práctica el conocimiento adquirido, y esto es, la base del aprendizaje.

Te comparto un sencillo ejemplo; quieres aprender a cocinar y lees muchas recetas de cocina, tienes ya mucho conocimiento en cocina, sin embargo lo único que te hará un buen cocinero es si practicas.

A través de la práctica desarrollas las habilidades necesarias para ser un buen cocinero y, cuando activamente te involucras en la cocina es más difícil que olvides.

Además, cuando participas, te diviertes y la pasas bien, estás más motivado y  dispuesto a aprender.

El conocimiento no resulta en aprendizaje a menos que lo pongas en práctica.

Un modelo para el diseño de e-actividades

Existen diferentes modelos para diseñar e-actividades, una de los más reconocidos en el mundo del e-Learning es el modelo de 5 etapas de Gilly Salmon.

Si no sabes como diseñar e-actividades, te recomiendo utilizarlo pues ha sido desarrollado exclusivamente para ambientes virtuales.

Etapa1: Acceso y motivación: Das la bienvenida a tus alumnos y los motivas a realizar la tarea. Es una etapa de introducción por lo que las e-actividades van orientadas a romper el hielo, conocerse y aprender a utilizar la plataforma.

Etapa 2: Socialización en línea: Aquí las e-actividades incluyen actividades de envío y recepción de mensajes entre los participantes del curso. También incluyes tareas en las cuales los estudiantes intercambian información, se presentan y conocen las reglas de la comunicación en línea.

Etapa 3: Intercambio de información: en esta etapa, como tutor, debes dar e-actividades estructuradas con roles asignados a cada persona y en donde claramente sepan qué deben hacer. Pueden hacer un resumen, comentar resultados y llevar a cabo foros o discusiones.

Etapa 4: Construcción del conocimiento: Los estudiantes están listos para  e-actividades que promuevan el trabajo independiente, pensamiento crítico y la reflexión. Como tutor debes estar muy pendiente de brindar apoyo y retroalimentación.

Etapa 5: Desarrollo: Las e-actividades en este momento deben trasladar la responsabilidad al alumno de liderar discusiones, promover la reflexión grupal e individual y que el estudiante traslade lo aprendido en el curso a otras áreas de su vida.

Si el grupo ya se conoce y los estudiantes conocen bien la plataforma la etapa 1 y 2 puede ser breve y se puede dar inicio a e-actividades en la etapa 3.

Adaptación de Departamento GES – Universidad Galileo

Estrategias para el desarrollo de e-actividades

Gilly Salmon sugiere una serie de estrategias organizadas secuencialmente al momento de realizar e-actividades con los estudiantes:

  1. Sé creativo con el título de la tarea. Debe idealmente ser descriptivo y si es posible, divertido.
  2. Explica el propósito de la actividad claramente. Explica qué será capaz de lograr el alumno al completar la e-actividad. “Al terminar la e-actividad podrás entender…
  3. Brinda un resumen breve de la tarea e instrucciones claras.
  4. Despierta el interés de la tarea relacionándolo con el contenido de la clase.
  5. Explica al estudiante cuál se espera que sea su contribución individual, qué medios debe utilizar y dónde se espera que entregue los resultados.
  6. Promueve el diálogo entre estudiantes. Explica en detalle en dónde se espera que coloquen su contribución y en qué momento. Los estudiantes deben ver en línea quién ha participado y leer sus contribuciones.
  7. Explica al estudiante cuál será tu contribución y en qué momento. Como moderador de la e-actividad debes resumir las conclusiones de la tarea, brindar retroalimentación e indicar cuándo termina la tarea.
  8. Informa a tus estudiantes cuándo deben entregar la e-actividad, dónde colocarla, cuánto tiempo tienen para completarla y cuánto tiempo estimado les tomará.
  9. Ofrece a los estudiantes links para extender su aprendizaje si así lo desean y crea un puente entre ésta y la siguiente e-actividad.

Con la eduación virtual no te encuentras tan limitado como en un aula tradicional. Tus e-actividades pueden incluir una variedad de recursos y herramientas que atraen a estudiantes con preferencias de aprendizaje muy diversas.

Algunos ejemplos de e-actividades

Al diseñar tu e-actividad lo más importante es tener claro que ésta debe contribuir a lograr el objetivo de aprendizaje.

Existen muchos tipos de actividades que se pueden realizar en entorno virtual, a continuación te mostramos algunas de ellas:

 

Recuerda que es la ejecución de las e-actividades la que le permite al estudiante convertir la información en conocimiento. ¿Tienes algún consejo para desarrollar e-actividades?¡Comparte!